Noticias destacadas

‘Profesionalidad sí, gracias’, por Alejandro Nagy

A principios del mes pasado, por pura casualidad, tres compañeros de la industria del golf me llamaron para comentarme “en primicia” que habían cambiado de trabajo, los tres pasaban de un puesto en un club de golf o de una empresa del sector a otro club o a una federación territorial, accediendo los tres al cargo de gerente. Por un lado me enorgulleció que pensaran en mí para comentar la buena noticia y por otro me dio qué pensar: experimentados profesionales de la industria bien formados que dan un paso adelante en sus carreras.

Esta idea puede parecer una perogrullada pero no lo es, en el golf español tenemos un cierto déficit de profesionalidad. Capataces que por llevar toda una vida en un mismo campo de golf “ascienden” a greenkeeper cuando el anterior se jubila, socios de clubs cuyo mérito para ser contratados como gerente de ese club es ser hándicap de un dígito, directivos con responsabilidad en una empresa de golf que el único césped que han pisado es el de su jardín, etc., y otros ejemplos, son perfiles que podemos encontrar en algunas instalaciones de golf de nuestro país. Y, sinceramente, creo que no son los más indicados para tomar decisiones sobre el día a día del campo de golf, de la casa club, de la federación territorial o de una organización relacionada con la industria del golf. En nuestro país existen muy buenos profesionales, con experiencia, bien formados, que en ocasiones no pueden desarrollar la actividad que mejor se les da porque ese puesto ya lo ocupa alguien con un perfil menos específico, más barato, o amigo o primo de alguien.

¿Merece la pena invertir en un buen profesional? Derek Bok, antiguo presidente de la Universidad de Harvard, mantenía que “Si crees que la educación es cara, prueba con la ignorancia”. Lo suscribo totalmente. Tanto en España como en países golfísticamente cercanos como Reino Unido o Estados Unidos existen numerosas organizaciones que realizan formación específica para gerentes de clubs, greenkeepers, golfistas profesionales, etc., cuyos cursos, talleres, jornadas y congresos son ampliamente seguidos ya que los conocimientos que aportan permiten desarrollar una posterior actividad profesional de calidad. Las grandes citas formativas internacionales (como el Golf Industry Show en Estados Unidos o la BTME de Harrogate en Reino Unido) o los cursos y congresos que puntualmente se desarrollan en nuestro país (como los impartidos por Club Manager Spain) son ejemplos de líneas de currículum que podrían figurar en los CVs de nuestros gerentes y greenkeepers (y sus asistentes, colaboradores, etc.).

Precisamente una de estas citas, la BIGGA Turf Management Exhibition, tiene lugar a finales de este mes en la población británica de Harrogate, y ya que hay que predicar con el ejemplo, ahí estaré atendiendo algunos seminarios de gestión y mantenimiento de clubs y campos de golf. ¿Cuántos españoles acudiremos? Hace tres años, la última vez que estuve, fuimos cinco, siendo dos de ellos responsables de ventas de casas comerciales de riego y maquinaria y otro un ponente federativo. Espero que en esta edición seamos alguno más.
 

Alejandro Nagy es coordinador de cgolfsostenible y fundador de golfindustria.es.
 

bigga btme