Noticias destacadas

Que respiren el green y los ingresos

Es una de las actuaciones más relevantes que debe llevar a cabo a lo largo del año el equipo de mantenimiento de un campo de golf para preservar el óptimo estado de sus greens. En realidad se trata de la operación más importante: el pinchado del césped. Y es que para conseguir unos saludables greens que perduren a lo largo del tiempo, hay que cuidar todo lo que pasa por debajo de la superficie que pisa el jugador.

Para que el césped del green crezca sano y fuerte lo habitual es que dos veces al año el campo deba pasar por la aplicación de esta técnica. Una molesta intervención de mantenimiento para el golfista, que ve cómo la preciada superficie del green queda durante unos días literalmente agujereada.
 

Lee la noticia completa aquí.