Noticias destacadas

Raúl Pérez Espinosa, fundador de ALMARA Vehículos Eléctricos: “Priorizamos la calidad en producto y servicio por encima de todo así como el compromiso de eficiencia con nuestros clientes”

Raúl Pérez Espinosa es un profesional de la industria del golf que atesora casi veinte años de experiencia en el sector de la movilidad eléctrica en general y de los buggies de golf en particular. Técnico Superior de Electrónica y Electricidad del Automóvil. Desde que terminó sus estudios trabajó en el sector privado para diferentes multinacionales de automoción. En 2000 dio el paso al mundo empresarial fundando ALMARA Vehículos Eléctricos, empresa especializada en el entorno del vehículo eléctrico en general: alquiler, venta, reparación, importación de baterías, de repuestos para vehículos de golf y accesorios, etc.
 


 

Llevas prácticamente toda tu vida profesional ligado al sector de la movilidad eléctrica, ¿qué te animó a enfocarte a él?

Después de muchos años trabajando para el sector de la automoción nos dimos cuenta que el futuro estaba encaminado hacia el vehículo eléctrico. Tenemos varios familiares que trabajan en el sector del golf y, como teníamos bastante experiencia en mecánica, empezaron a ofrecernos la posibilidad de reparación de este tipo de vehículos. Nuestra sede está en Algeciras, muy cerca de los prestigiosos campos de golf de la costa gaditana, y vimos la posibilidad de poder formar parte de este sector a través de no sólo de la reparación de estos vehículos sino también de otras muchas actividades.

 

Hace casi veinte años fundaste tu propia empresa, ALMARA Vehículos Eléctricos, ¿cómo surgió la idea?

La necesidad que había de profesionales técnicos en la provincia de Cádiz nos llevaron a volcarnos en este sector. Entendimos que lo primordial y realmente valorado por el cliente son el servicio técnico y el mantenimiento. No entendíamos que en este sector no se aplicaran las exigencias en las reparaciones y servicios que sí se aplican en otros sectores.

Creemos que lo realmente importante es, aparte de tener un vehículo estéticamente correcto, que los proveedores de estos vehículos dispongan de un buen servicio técnico y de mantenimiento capaz de reparar y solucionar incidencias continuas. Básicamente, que les cojan el teléfono cuando haya algún problema. Es por ello que que en ALMARA contamos con cinco mecánicos que están distribuidos desde el Levante español hasta las costas portuguesas. Por otro lado, garantizamos por contrato la reparación o la sustitución del vehículo afectado en menos de cuarenta y ocho horas.
 

 

Vuestra actividad principal es la de proveer a los campo de golf de vehículos así como el mantenimiento y reparaciones de sus flotas, ¿cómo trabajáis en vuestro día a día?

Después de muchos años hemos ido adaptándonos a las demandas de nuestros clientes haciendo realidad cualquier opción que nos pidieran. Por ejemplo, incorporando baterías de litio a los vehículo de nuestra flota. También hemos desarrollado, en colaboración con una destacada empresa española, un sistema de GPS para nuestros vehículos que permitirán que la gestión de la flota sea mucho más eficiente para los clubs.

 

Uno de vuestros puntos fuertes es la compra de vehículos eléctricos a campos de golf. Si un club quisiera desprenderse de su flota de buggies, ¿por qué debería contactar con ALMARA?

Debería contactar con nosotros para, en principio, contar con otra valoración técnica de su residual. Podemos ofrecer el mejor precio del mercado en cualquier lugar de España. Nosotros gestionamos todo el procedimiento, nos encargamos tanto de la retirada y carga en los camiones como del traslado. El cliente solo tiene que llamarnos y nosotros nos encargamos de gestionar todo el proceso.

Ofrecemos también la posibilidad de rehabilitar la flota de vehículos eléctricos. Vemos muchos campos de golf donde la flota de vehículos es muy diferente tanto estéticamente como de diferentes modelos y en ALMARA damos la posibilidad de crear una flota homogénea pintando y reacondicionando los vehículos. Disponemos de una carta de mas de trescientos colores y el mejor precio en baterías y repuestos para cualquier modelo de vehículo.
 

 

Parte de vuestra amplia flota de buggies de golf está repartida por varios clubs de golf de España en formato de alquiler, ¿cómo es este servicio que ofrecéis a los clubs?

Nosotros adquirimos vehículos de diferentes proveedores europeos. Una vez llegan a nuestras instalaciones, son completamente reacondicionados tanto estética como mecánicamente sustituyendo todas las piezas de desgaste. Por su parte, el cliente elige el color y los accesorios a instalar (GPS, batería de litio, nevera, kit de cuatro y seis plazas, etc.) y, una vez terminado ese proceso, el vehículo queda estéticamente nuevo.

Sabemos que hay campos de golf que, en momentos puntuales, no disponen de su mayor solvencia económica por lo que nos adecuamos a las circunstancias de cada cliente y adaptamos la forma de pago a esas circunstancias para poder atender sus necesidades.

 

Recientemente habéis entregado varias flotas, ¿a qué campos habéis surtido de vehículos en las últimas semanas?

Tenemos actualmente mas de quinientos cincuenta vehículos alquilados a más de ciento cincuenta clientes de diferentes sectores ya que también trabajamos en hoteles, campings, parques de atracciones, etc.

En lo que a campos de golf se refiere mantenemos la confianza de los mejores de España como es el caso del Real Club Valderrama, Alcaidesa Golf, Golf El Chaparral, Marbella Golf, Alhaurin Golf, Doña Julia, Villanueva Club, Sherry Golf y muchos otros. En el Levante español estamos trabajando en varios complejos hoteleros y de golf destacando Villaitana Golf la cadena hotelera Meliá donde tenemos y mantenemos una flota de más de cien vehículos de diferentes utilidades.

A todos estos lugares y destinos llegamos y damos una respuesta de menos de cuarenta y ocho horas en cualquier reparación.
 

 

También alquiláis buggies como refuerzo temporal en campos de golf que preveen un pico de demanda de vehículos por la disputa de torneos, temporada alta, evento especial, etc., ¿cómo gestionáis este servicio?

Disponemos en España flotas de apoyo de vehículos para temporadas puntuales y así poder atender a nuestros clientes durante todo el año.

 

Otro de vuestros puntos fuertes son los vehículos de trabajo, ¿a qué áreas de un resort los dirigís?

Al estar presente en otros tipos de instalaciones surgió la idea de adaptar los vehículos eléctricos para cualquier tipo de trabajo. En la industria del golf esto está muy presente ya que son perfectamente compatibles en labores de mantenimiento. Tenemos vehículos adaptados para labores de limpieza en hoteles, jardinería, etc., todo ello con el mínimo gasto, el menor impacto ambiental y sin ningún tipo de ruido.

 

¿Cuáles son tus objetivos a corto y medio plazo?

Los objetivos de nuestra empresa son, principalmente, mantener la calidad del producto y del servicio. Para ALMARA es muy importante poder atender las necesidades del cliente. No se trata sólo de alquiler o vender vehículos, se trata de poder atender al cliente con las incidencias de estos vehículos en su día a día y en un breve plazo. En definitiva, ofrecer un servicio de calidad de principio a fin.