Noticias destacadas

‘Relacionando la edad de los greens de golf con su materia orgánica aplicando el método LOI de pérdida de peso por ignición’, por Charles Henderson (ETLabs)

La gestión de la materia orgánica es una de las tareas de mantenimiento y renovación más complejas para los greenkeepers de campos de golf de todo el mundo debido al conflicto que surge al tratar de presentar superficies de green suaves y, al mismo tiempo, rápidas. En European Turfgrass Laboratories hemos investigado la relación entre la cantidad de materia orgánica en los greens de golf y la edad de los mismos con la intención de aportar una perspectiva adicional para administrarlos.

European Turfgrass Laboratories (ETL) analiza anualmente la materia orgánica en segmentos de veinte milímetros para cientos de campos de golf en todo el mundo. Miles de greens individuales ubicados en cientos de localidades que incluyen campos con greens push-up, estilo links y greens tipo USGA de todas las edades. Estos datos ayudan a los responsables de mantenimiento de campos de golf a comunicarse mejor con sus partes interesadas y a tomar decisiones más informadas.

En 2019 contactamos a nuestros clientes con un conjunto de cuestionarios que relacionaban los greens, su mantenimiento, su renovación y su construcción con las cantidades de materia orgánica medidas. Gracias a las positivas respuestas pudimos proporcionar un contexto adicional para los gestores de campos y clubs.

En ETL estábamos ansiosos por establecer si la materia orgánica en los campos de golf se modificaba con su edad como tendencia general. Para facilitar la clasificación, los greenkeepers indicaban la edad de sus greens según si tenían menos de cinco años, entre cinco y diez años, entre once y veinte años, o más de veinte años.
 

 
En general, se puede concluir con seguridad que a medida que los greens envejecen, generalmente acumulan niveles crecientes de materia orgánica. Si esto sigue siendo una tendencia que puede ralentizarse o incluso prevenirse no se concluye dentro de este elemento de investigación, pero es un punto de discusión interesante.

La materia orgánica parece aumentar en todas las profundidades en línea con un aumento en la edad de los greens probados. De toda la investigación concluida por ETL, la fuerza de la relación en este aspecto sin duda insinúa que a medida que los greens envejecen, los greenkeepers deben trabajar mucho más para contrarrestar la tendencia de aumentar el contenido de materia orgánica.

Comprender por qué la materia orgánica aumenta con la edad de los greens como tendencia general debe considerarse tanto en términos agronómicos como circunstanciales. Los campos con recursos limitados tenderán a tener greens más antiguos que no han sido renovados o reconstruidos en los últimos años o décadas, y como tales son más antiguos. Como se describe en nuestro artículo ‘Relacionando la materia orgánica en greens de golf con las cantidades de arena aplicada aplicando el método LOI de pérdida de peso por ignición’, los campos con greens más antiguos tenderán a tener menos recursos y no necesariamente priorizarán (o no pueden permitirse) aplicar suficientes volúmenes de arena a los greens.
 

 
Los greens más viejos tenderán a estar más dominados por los greens de tipo push-up de variaciones que generalmente tendrán un drenaje más lento, lo que conducirá a tasas más rápidas de acumulación de materia orgánica debido a que es más húmedo durante más tiempo en el año.

A medida que los greens comienzan a acumular materia orgánica y no se controlan o diluyen adecuadamente en años anteriores, en la mayoría de los casos esto comienza a dar como resultado perfiles superiores más retentivos de humedad. Donde los greens, especialmente en países que experimentan un invierno, acumulan materia orgánica excesiva, se sientan más húmedos por más tiempo y a menudo se vuelven anaeróbicos. Este entorno limita y ralentiza la degradación natural de la materia orgánica, lo que significa una acumulación más rápida de esta en los greens más antiguos.
 

Charles Henderson es director de European Turfgrass Laboratories.