Destacado

Rescatadas más de veintitrés mil bolas de los lagos del recorrido de Palomarejos Golf

Palomarejos Golf continúa con su compromiso con la protección del medio ambiente llevando a cabo nuevas tareas que contribuyen al reciclado de sus bolas de golf, y, por lo tanto, a un menor consumo de plástico. Se calcula que cada dos años se extravían más de veinte mil bolas de golf en el recorrido de Palomarejos Golf, unas ocho toneladas de residuos plásticos.

Un problema económico y ecológico que se combate con la recuperación, reacondicionamiento y reciclado las veintitrés mil bolas rescatadas de las aguas de los cinco lagos interiores de Palomarejos Golf a lo largo de dos días de trabajo que se han llevado a cabo durante el pasado fin de semana.

Estas tareas ya se realizaron en 2020 recuperándose más de diez mil bolas, cifra significativamente menor pero lógica teniendo en cuenta el gran incremento en la práctica del golf en la época post-COVID gracias a sus especiales características de juego al aire libre, sin apenas contacto con elementos comunes y con mucha distancia social entre jugadores.

«En tiempos de crisis se impone la racionalidad y la mesura en el gasto. La sociedad se decanta por los envases retornables, las bolsas de tela para la compra y también por las bolas de golf recicladas», explica Carlos Bermejo, responsable de comunicación de Palomarejos Golf.

En esa ‘línea verde’, que apuesta por la reutilización antes que por el derroche, se enmarca el compromiso ambiental de Palomarejos Golf, que con esta medida contribuye a la limpieza de los lagos, a la sostenibilidad del campo y a la reducción del consumo de plástico.

«Por otro lado, la irrupción del reciclaje de bolas de golf para abaratar la práctica del golf ya se ha hecho notar en las ventas. Los jugadores están muy concienciados con esta práctica sostenible, y cerca del 70 % de las bolas que se venden en nuestra tienda son recicladas», añade Bermejo.