Noticias destacadas

Rio Real Golf & Hotel concluye la construcción de dos nuevos hoyos en su recorrido para adaptarse a las exigencias de juego rápido

Rio Real Golf & Hotel, campo inaugurado en 1965 con un diseño de Javier Arana, acaba de concluir un novedoso proyecto desarrollado en base a la necesidad de reducción del tiempo de juego expresada por multitud de jugadores de golf amateurs profesionales.

“En 2016 el R&A estaba interesado en escuchar los puntos de vista de los jugadores de golf de todo el mundo, por lo que llevó a cabo una encuesta a escala global. Los resultados indicaron que la mayoría de los golfistas, un 60 %, desearía tardar menos tiempo en finalizar una partida de golf. En esto, como en todo, hay opiniones y puntos de vistas diversos. Hay quien piensa que el tiempo de juego aleja al golf de potenciales practicantes y quien, por el contrario, piensa que el golf es para jugar sin prisas”, apunta Antonio Gómez Cava, director de Ventas de Río Real Golf & Hotel.

“Al margen de opiniones y gustos, lo que es seguro es que el ritmo de juego se ve afectado por muchos factores y algunos de ellos atañen a la dificultad y preparación de los campos. Este es el punto de partida del proyecto que Río Real Golf & Hotel concluye ahora. Ofrecer una solución a la demanda por parte de los aficionados y usuarios para hacer más asequible, en términos de tiempo, una ronda de golf”, añade Gómez Cava.

Con esta motivación, Río Real Golf & Hotel ha construido dos hoyos más de excepcional calidad a lo largo de su recorrido, dos hoyos extra que mantienen el espíritu de Javier Arana, diseñador del campo, fieles a la tradición y valores que han hecho de Río Real Golf & Hotel una referencia en la Costa del Sol. El objetivo es disponer de un campo con la versatilidad suficiente para adaptarse a un estilo de juego mucho más rápido, según circunstancias de climatología (sobre todo en época estival con mucho calor) y de temporada (por la alta afluencia de turismo).

Ahora, el recorrido tiene la posibilidad de configurarse de manera inmediata según demanda del aficionado. Esto es sin duda un cambio innovador para adaptarse a las necesidades del jugador, aportando soluciones al acusado exceso de tiempo en finalizar una partida de dieciocho hoyos (cuatro horas y media horas por lo general). Con este proyecto, Rio Real Golf & Hotel cierra el círculo de la excelencia de un campo muy significativo.