Destacado

Riversa explica las áreas de mejora que supondrá la renovación del sistema de riego del Campo 2 del Real Club La Moraleja

Tras la reciente información por parte del Real Club La Moraleja donde se describe el inicio del proceso de renovación del sistema de riego del Campo 2, Riversa ha considerado interesante detallar las parcelas de mejora de esta actualización que permitirán al campo dar un paso de gigante en términos de sostenibilidad y de economización de recursos hídricos y humanos, permitiendo un ahorro de agua de hasta el 30 % con respecto a otros sistemas.

Nadie mejor que David Fernández, coordinador de posventa e ingeniero especialista en los sistemas de riego Toro, para especificar los avances que ayudan a definir esta modernización.

La apuesta del Real Club La Moraleja está completamente orientada al futuro, con la tecnología Lynx que garantiza actualizaciones periódicas con trabajo en la nube y con registros de seguridad periódicos. Además, tanto Lynx como el software de Toro ofrecen la adhesión de sensores al sistema. Con estos sensores se pueden realizar acciones automatizadas a criterio del greenkeeper, así como obtener paneles de control donde visualizar los datos relevantes.

«Todo gran campo necesita rodearse de los mejores para conseguir resultados. En este caso, el Campo 2 del Real Club La Moraleja va a contar con el mejor material en el mercado, consiguiendo así las herramientas necesarias para ir un paso más allá en la búsqueda de la excelencia. Controlar aspersor por aspersor, con tiempos en segundos y con acceso inmediato desde cualquier lugar, es el estándar de Toro para cualquier campo hoy en día», expone David Fernández.

«Con esta renovación, los cuatro campos que conforman el Real Club La Moraleja disponen de un sistema de riego Toro», añade Xavier Agustí, área manager de riego Golf de Toro.
 

 
En este sentido, la funcionalidad de la tecnología Toro Lynx basa el riego en el dato de evapotranspiración, en el cual el sistema calcula el tiempo exacto que debe estar operativo cada aspersor para entregar la dosis elegida por el usuario, o bien, la dosis medida mediante la estación meteorológica.

Según datos recientes, los treinta segundos extra que evita Toro Lynx gracias a su precisión milimétrica suponen un ahorro de sesenta y cuatro mil litros por semana (64.000 litros/semana) o lo que es lo mismo, tres millones trescientos mil litros al año (3.300.000 litros/año).

Lynx permite un entorno de trabajo eficiente a través de una interfaz intuitiva que recoge toda la información en una sola pantalla y arroja datos de forma visual a través de gráficos y mapas donde poder localizar los aspersores de forma rápida y ágil. Además, el usuario cuenta con aplicaciones y soporte técnico veinticuatro horas NSN de Toro. Dentro de estos programas se encuentra la App Lynx Map, una propuesta funcional y eficaz para realizar cualquier operación manual sobre los aspersores, que se eligen sobre el mapa.

«Lynx es un software en constante evolución que cada año ofrece nuevas prestaciones para un mejor manejo y gestión del campo. En la actualidad estamos con el Lynx 8.0 que permite disfrutar de las novedades Lynx Cloud y Lynx Fusion en el mismo central. Es, actualmente, el mejor sistema de módulos del mercado, que permite riegos al segundo, diagnósticos de voltaje y amperaje únicos que permite una monitorización en tiempo real desde cualquier lugar», añade Agustí.

La integración de la solución de bombeo de Grundfos en la plataforma de Toro Lynx posibilita ver en tiempo real datos de presión y caudal, pudiendo detectar fugas al instante. Asimismo, el sistema LSM propone un diagnóstico rápido y completo, pudiendo visualizar las incidencias en el mapa optimizando el tiempo de resolución de los posibles problemas.
 

 
El Real Club La Moraleja ha optado por el modelo de aspersores Infinity de Toro para todo el campo, excepto las zonas de menor exigencia como son los roughs. Con el modelo Infinity se puede realizar cualquier tarea de mantenimiento sin necesidad de descubrir el aspersor completo: desde dar servicio al módulo LSM, como al cableado del mismo, válvula piloto, kit de turbina o válvula de pie. Todo es accesible desde la tapa.

El cuerpo del aspersor Infinity ha sido diseñado para que albergue cualquier otro elemento que pueda ser añadido a futuro, por lo que es una inversión no sólo de presente, sino también a largo plazo. Por supuesto, en cuanto a selección de boquillas o trayectoria de riego, cuenta con todas las prestaciones posibles. También han incluido el modelo Flex que incorpora kits de turbina idénticos a los de la gama Infinity.

«El uso de aspersores Infinity en casi todo el campo marcará una distinción en cuanto a mantenimiento del sistema a lo largo del tiempo, permitiendo al equipo de riego mantener la instalación en perfectas condiciones sin impacto alguno en los jugadores», apunta David Fernández acerca de la elección de los materiales de riego.

Este mismo sistema puede controlar cada aspersor de manera independiente lo que, por una parte, reduce los costes de instalación al utilizar un bus de dos hilos que conectan con los módulos de control, con la facilidad que ello implica de añadir nuevos aspersores, y, por otro lado, ofrece la posibilidad de tener más de un punto de control en el campo a través de los Smart Hubs, que actúan como programadores en sí mismos. De hecho, una de las ventajas de tener más de un punto de control en el campo a través de Smart Hubs es que, ante una avería o fallo del ordenador central, no se dejaría de regar.

En definitiva, el Real Club La Moraleja, una vez más, confía en el tándem Riversa-Toro para la gestión del riego de sus campos de golf en la máxima de ofrecer la mejor calidad de juego a todos sus socios.