Noticias destacadas

Summum Golf y Depique reinventan la fórmula de su Circuito Match Play Parejas para adaptarla a las exigencias sanitarias de prevención de COVID-19

Tras dos exitosas ediciones en 2019 y 2020 del Circuito Match Play Parejas, recientemente sus organizadores Summum Golf y Depique han presentado una nueva edición reinventando la fórmula para adaptarla a las exigencias sanitarias de prevención de COVID-19. De este modo, los campos y clubs que acojan eventos de este circuito podrán asegurar a sus jugadores el cumplimiento íntegro de las medidas marcadas por las autoridades sanitarias de su comunidad autónoma.

“Aunque ya tiene tres años de historia, nuestro Circuito Match Play Parejas parece creado para la ‘nueva normalidad’ generada por el COVID-19: no se considera competición oficial, no se juntan jugadores en salidas a tiro o similar, no se envían resultados a la RFEG ni se modifican hándicaps y, al no tener fechas fijas ni tener entregas de premios o sorteos, siguen manteniendo la práctica del deporte del golf como el más seguro de todos los posibles en la situación actual”, indica David Villar, director de Summum Golf.

“En realidad son cuatro jugadores que salen al campo a jugar al golf y compiten sin mezclar tarjetas como si una partida de amigos se tratara. Al terminar, la pareja ganadora sube el resultado a la web del circuito y la pareja perdedora recibe un mail automático con el resultado. Si no hay recurso, el resultado se considera valido y definitivo actualizando las clasificaciones. Sin intervención del campo en la confección de tarjetas o gestión de resultados”, añade David.
 

 
Debido a las restricciones de movilidad por COVID-19 y con la experiencia de los dos primeros años del circuito cuando la mayor dificultad para las parejas participantes era acordar en qué campo jugar, quién era local y elegía campo, el precio del greenfee para jugadores que no eran socios o abonados, etc., en la edición de este año se plantea un nuevo modelo donde el Circuito Nacional Match Play Parejas se convierte en un torneo de club, un torneo más en el calendario. Todos los partidos se jugarán en los mismos clubs y sus socios no tendrán que desplazarse a otro campo.

“Con este nuevo enfoque, el club tendrá un circuito ‘match play’ propio sin coste y sin trabajo para el club, con un gran premio para la pareja campeona (competir en el Meliá Villaitana de Benidorm en una final nacional durante tres días contra las parejas campeones de los mejores club españoles y donde la pareja ganadora de la final nacional tendrá un viaje al Caribe de siete días con todos los gastos pagados) y siempre con una web propia personalizada donde los jugadores pueden inscribirse, resolver dudas y preguntas frecuentes, ver sus cuadros de juego, recibir los datos de contacto de sus rivales, subir resultados, ver clasificaciones, consultar el reglamento del torneo, etc. Cada club puede decidir si mantiene la competición como estrictamente social (solo para socios/abonados) o abrir también a jugadores externos con un precio especial”, aclara Eduardo Sibina, cofundador de Depique.

Para poder participar como sede del Circuito Nacional Match Play Parejas, un club debe asegurar la participación de al menos dieciséis parejas durante este mes de febrero aunque, si no se consiguieran esas dieciséis parejas en un único club, existe la posibilidad de que dos clubs vecinos se unan hasta completar el mínimo de parejas necesario. Si a pesar de todo, a final de este mes no hubiera sido posible conseguir el mínimo de parejas, se devolvería íntegramente el importe de la inscripción de cada pareja que se hubiera inscrito en ese club.