Destacado

SURTEC ya trabaja en la adecuación de su programa de gestión de aguas SWAMP para adaptarlo a la nueva normativa sobre prevención de legionella en campos de golf

La reciente publicación del Real Decreto 487/2022, por el que se establecen los requisitos sanitarios para la prevención y control de la legionelosis, incluye diversos cambios con respecto a la normativa anterior que implican llevar a cabo una batería de medidas, sobre todo a nivel documental, para que los sistemas de riego en los clubs de golf cumplan con esta legislación que entrará en vigor el 2 de enero de 2023.

Tras su publicación, los responsables de SURTEC en el área de calidad de agua y riego ya se encuentran trabajando en la adecuación de su programa de gestión de aguas para campos de golf SURTEC Water Management Programme (SWAMP) a la nueva normativa.

«El programa SWAMP no sólo es un servicio que garantiza el cumplimiento del nuevo Real Decreto 847/2022 sino también del Real Decreto 1620/2007 por el que se establece el régimen jurídico de la reutilización de las aguas depuradas y que, además, lleva a cabo una monitorización la calidad del agua en materia agronómica», explica Luis Cornejo, socio fundador de SURTEC.
 

 
El nuevo programa SWAMP cubrirá los nuevos cambios que exige la nueva normativa:

  • Incluirá una nueva estrategia de control y prevención de legionella adaptada a la nueva normativa mediante el Plan de Prevención y Control de Legionella (PPCL), un plan que incorporará una descripción detallada de la instalación, un programa de revisión de los distintos elementos críticos, un nuevo programa de muestreo y analíticas, un programa de tratamiento de agua y un capítulo de formación del personal que participará en el PPCL tal y como exige la nueva normativa.
  • Mantendrá la estrategia de cumplimiento del R.D. 16/2007 para usuarios de agua regenerada.
  • Mantendrá el servicio de monitorización, evaluación y asesoramiento de la calidad agronómica del agua de riego ya que se realizan tres análisis físico-químicos completos al año en los que se determinan los parámetros específicos y críticos para un greenkeeper, evaluados e interpretados por SURTEC utilizando las referencias específicas de autores como R. R. Duncan y R. N. Carrow.

 
Este último punto genera un gran valor para el campo de golf en comparación con las interpretaciones genéricas basadas en referencias agrícolas que se realizan de manera habitual en cualquier laboratorio de análisis de agua ya que estas determinaciones permiten a SURTEC asesorar al cliente en la necesidad de aplicar enmiendas, realizar lavados, intensificar prácticas culturales u otras actuaciones dirigidas a que el uso de un agua de baja calidad tenga el menor impacto negativo posible en el campo.
 

 
De acuerdo con lo estipulado en la legislación entrante, el programa comienza con una visita inicial destinada a realizar la evaluación de riesgos de la instalación, redacción del PPCL y procedimientos y protocolos de seguridad, así como a consensuar con el club las medidas a implementar para poder cumplir con lo estipulado en los reales decretos.

En esta visita también se recaba información de índole agronómica que permita realizar un estudio previo de la calidad del agua que se está utilizando en el riego del campo.

Todos estos aspectos quedan posteriormente recogidos en un documento en soporte digital que sirve de base para reflejar el seguimiento del programa que se realizará lo largo del año. Esta documentación es la que será requerida y revisada por la autoridad en una eventual inspección, sirviendo de prueba de la implementación del PPCL.
 

 
La inclusión de campos golf en el nuevo real decreto de forma explícita hace prever que los sistemas de riego por aspersión de los campos de golf van a tener una mayor prioridad para las autoridades sanitarias y que en los próximos años veamos un mayor número de inspecciones realizadas en campos de golf.

Esta situación adquiere una especial relevancia para aquellos en clubs situados en regiones turísticas como puedan ser los de la Costa del Sol en Málaga, la Costa Blanca en Alicante, Costa de la Luz en Huelva, Baleares y Canarias.

«Desde la implantación del programa en 2018, hemos constatado un incremento de inspecciones en estas zonas, habiéndolas superado satisfactoriamente en el 100 % de los campos inspeccionados acogidos a este servicio», indica Pablo Muñoz Vega, socio fundador de SURTEC.
 

 
Igualmente, SURTEC también se encuentra trabajando en contacto directo con los inspectores y responsables de Sanidad Ambiental de cada Comunidad Autónoma, para adaptar aspectos concretos del PPCL a la visión particular de cada uno de ellos. Esto se debe a la necesidad de concretar determinados puntos que pueden dar lugar a distintas interpretaciones en la nueva normativa, como por ejemplo el número de muestras mínimas de legionella a tomar de forma anual.

«La experiencia que SURTEC atesora en el área de riego y agronomía de campos de golf nos convierte en el socio más fiable y de garantía para velar por los intereses del club en aspectos tan complejos y restrictivos como la legislación higiénico-sanitaria del agua de riego en el contexto actual», añade Muñoz Vega.