Noticias destacadas

The Mulligan Factory amplía la funcionalidad de ‘self check in’ de Clapphouse y la pone a disposición de los clubs sin coste alguno con el objetivo de ofrecer una experiencia más segura y versátil

Gracias a esta la funcionalidad, el jugador puede realizar fácilmente el ‘check in’ desde su móvil sin necesidad de pasar por la recepción o pro-shop del club. Al finalizar el check in, la reserva queda liquidada en tiempo real y de manera automática en los sistemas de iMasterGolf del club.
 

The Mulligan Factory, factoría especializada en la transformación digital del sector del golf, ha ampliado las posibilidades de la nueva funcionalidad de self check in de Clapphouse recientemente lanzada y con el objetivo de cubrir un número mayor de escenarios.

Gracias al self check in, el cliente puede, a través de su móvil, liquidar su reserva en unos pocos segundos sin necesidad de contactar con ningún empleado del club, liberando al equipo del club para poder llevar a cabo otras actividades que se precisen.

Los métodos de pago ya permitidos en Clapphouse son múltiples e incluyen la posibilidad de cargar el importe de la reserva a la cuenta del club, la posibilidad de pagar con la tarjeta monedero del club y la posibilidad de utilizar una tarjeta de crédito para ello.

Adicionalmente, este nuevo servicio permite también al jugador realizar el check in de manera autónoma para reservas cuyo importe sea 0, como es el caso de aquellas para las que el jugador ya abonado anteriormente la reserva en el momento de realizarla y/o aquellas que se abonan utilizando un abono previamente adquirido en el club.
 

 
Es importante destacar que la liquidación de la reserva se produce en tiempo real, y que el cliente puede liquidarla de manera parcial (realizando el check in nicamente para ciertos jugadores incluidos en la reserva) o total (incluyendo a todos los jugadores de la misma). La funcionalidad permite asimismo liquidar todo tipo de elementos de la reserva e incluyendo greenfees y alquileres varios entre otros.

Tras comprobar de primera mano la utilidad de dicha funcionalidad para el club a la hora de ofrecer a los clientes una experiencia más segura (ej., evitando gracias a ella aglomeraciones en la recepción del club producidas en horas pico) y cómoda (ej., el cliente puede realizar tranquilamente el check in desde su móvil mientras desayuna), The Mulligan Factory ha decidido eliminar el coste adicional de dicho módulo e incluirlo en su propuesta de valor core de la que se benefician todos los clubs.

“Como ‘startup’ que somos aún, no siempre nos es posible ayudar a los clubs como nos gustaría en estos tiempos tan difíciles que estamos pasando. En su día, decidimos alinear el precio de Clapphouse con la utilidad que la solución ofrece a los clubs cada mes, cobrando únicamente por los usuarios activos y no descargas. Ahora, nos gustaría contribuir a la aceleración del proceso de digitalización de los clubs ofreciéndoles el módulo de ‘self check’ in sin coste adicional alguno”, comenta Lluís Llavina, CEO & Co-Fundador de The Mulligan Factory. “Estamos ayudando ya a varios clubs a activar los métodos de pago necesarios para poder habilitar este nuevo servicio en Clapphouse, y esperamos que próximamente la mayoría de ellos ofrezcan ya esta posibilidad a sus clientes”.

Una vez el club ha activado alguno de los métodos de pago soportados, la funcionalidad se activa y valida en unos pocos minutos.