Destacado

The Mulligan Factory consolida su posición de liderazgo como agente digitalizador de máquinas de bolas experimentando un crecimiento del 25 % en el último trimestre

En la actualidad, cerca de cuarenta clubs e instalaciones de golf de toda España utilizan la solución facilitada por The Mulligan Factory para ofrecer a sus clientes la posibilidad de obtener bolas directamente desde sus móviles. Y esta cifra no deja de crecer previendo la factoría terminar el año con cerca de setenta máquinas de bolas digitalizadas en canchas de prácticas de toda España consolidando así a TMF como el proveedor líder en este ámbito en el mercado nacional.

Tras la presentación durante el pasado XII Congreso de la Asociación Española de Gerentes de Golf de las últimas novedades incorporadas al módulo ‘Zona de Prácticas’ de Clapphouse, The Mulligan Factory ha confirmado diez nuevas altas que permitirán cerrar el año con cerca de cincuenta clientes y un crecimiento en el último trimestre del ejercicio de más del 25 %.

Entre los clientes que ya han digitalizado sus máquinas de bolas con la solución facilitada por The Mulligan Factory destacan clubs como el Real Club de Golf El Prat y Golf Negralejo, en los cuales cada mes más de setecientos personas utilizan el servicio para sacar bolas y practicar. También han apostado por la solución facilitada por la factoría otras entidades como la Federación Navarra de Golf, la cual decidió digitalizar el acceso a y uso de su Campo de Entrenamiento Navarra Golf con The Mulligan Factory.
 

 
La solución de digitalización de las máquinas de bolas ofrecida por The Mulligan Factory forma parte de la solución Clapphouse, app para clubs e instalaciones de golf líder en España. En la actualidad, más de seis mil jugadores utilizan la app mes a mes para obtener bolas y practicar. A través de Clapphouse se realizan cada mes más de cincuenta mil activaciones de máquinas y se gestionan más de un millón y medio de bolas.

«Estamos muy contentos con la gran aceptación que nuestra solución ha tenido entre nuestra base de clientes. Cerraremos 2022 con una adopción de más del 60 % entre todos aquellos clubs e instalaciones de golf que usan Clapphouse a día de hoy», comenta Lluís Llavina, CEO y cofundador de The Mulligan Factory.

«Para el año que viene tenemos previsto lanzar múltiples novedades con el objetivo de ampliar la adopción de la solución no sólo entre los clubs que ya usan Clapphouse sino también más allá de los mismos, ampliando nuestro catálogo de opciones de pago más allá de la app -de modo que los visitantes que no deseen descargar la app puedan obtener bolas fácilmente pagando con su tarjeta de crédito- y dando los primeros pasos en el ámbito de la gamificación y ‘revenue management’ automatizado», amplía Lluís.

Al contrario que otras aplicaciones del mercado, la factoría facilita todo lo necesario para la digitalización de la máquina de bolas (software y hardware) pudiendo realizarse la instalación de los equipos necesarios para la digitalización de cada máquina de manera muy sencilla por parte del personal del club sin necesidad de llevar a cabo agujero alguno en la máquina ahorrando así en costes de instalación y puesta a punto.
 

 
Además, la solución está integrada con el sistema de gestión del club, lo que permite al club de golf disponer de una visión holística y centralizada de las compras, del uso de la instalación de prácticas y de los hábitos de consumo de sus clientes.

Con los nuevos dispositivos lanzados hace unos pocos meses, la solución es capaz también de ofrecer ya múltiples servicios de valor añadido como el de descargas múltiples, y todo ello a una velocidad de vértigo. Y es que la solución de The Mulligan Factory permite ofrecer al cliente final la experiencia de compra y consumo más rápida del mercado minimizando así los tiempos de espera.