Noticias destacadas

The Mulligan Factory integra Clapphouse con múltiples soluciones de hardware para habilitar nuevos casos de uso en clubs de golf

La factoría da un paso más en la realización de su visión para la transformación digital del sector del golf al integrar Clapphouse con una primera selección de dispositivos conectados a Internet y otros componentes electrónicos para la digitalización de equipamiento vario del club.

Clapphouse, la app para clubs de golf desarrollada por The Mulligan Factory, da un salto importante en su evolución al incorporar a su propuesta de valor la integración estrecha con distintos elementos de hardware proporcionados directamente por la factoría y/o que el club puede adquirir directamente e instalar y configurar fácilmente para funcionar sin problemas con Clapphouse.

“The Mulligan Factory nació con la firme voluntad de ayudar al sector del golf a transformarse mediante la digitalización de sus operaciones, no sólo ayudando a los clubs de golf a optimizar su operativa y a ofrecer un mejor servicio a los clientes sino también a lanzar nuevos servicios que no serían posibles sin la digitalización. Clapphouse es una buena prueba de ello, y ahora evoluciona para habilitar un nuevo universo de posibilidades en el mundo físico mediante la integración con todo tipo de hardware”, comenta Lluís Llavina, CEO & Co-Fundador de The Mulligan Factory.

Tras el lanzamiento en abril de nuestra versión del carnet digital, rápidamente nos dimos cuenta de que era necesario proporcionar a los clubs de golf una solución llave en mano que incluyera no sólo el software -la solución Clapphouse- sino también el hardware para ser más ágiles y poder aprovechar las características más avanzadas de Clapphouse. Así que decidimos acelerar nuestros planes e iniciar la implementación de una línea interna de experimentación con hardware”, amplía Lluís.

Uno de los casos de uso más demandados por los clubs de golf y cubierto con las nuevas integraciones realizadas es el de la digitalización de la máquina de bolas. Gracias a esta nueva prestación de la solución, el cliente del club puede obtener bolas para practicar iniciando y completando el proceso directamente desde la app del club pagando con alguno de los múltiples métodos de pago habilitados e incluyendo el pago con tarjeta de crédito y la posibilidad de cargar el importe en su tarjeta monedero y cuenta del club. Al contrario que en otras propuestas de otros proveedores, la instalación del equipamiento necesario es cero intrusiva, no precisa de perforación alguna en la máquina ni de la sustitución de otros equipos. Además, la solución está integrada con el sistema de gestión del club.

Otros casos de uso con los que la factoría ha empezado a experimentar ya incluyen la integración de Clapphouse con las estaciones meteorológicas de Netatmo, empresa multinacional especializada en el desarrollo de productos electrónicos de consumo innovadores, conectados e intuitivos, y la geolocalización de los jugadores y de distintos activos como bolsa de palos y otros recursos del club mediante dispositivos GPS conectados a Internet a través de distintas tecnologías.

“Al proporcionar a los clubs de golf una solución llave en mano para sus necesidades específicas, sin depender de terceros para la provisión e instalación del hardware, el club podrá explotar todo el potencial de Clapphouse sin restricciones habilitando un nuevo universo de posibilidades tanto a nivel operativo como comercial”, finaliza Lluís.