Destacado

Touroperadores y medios especialistas en golf alemanes visitan varios campos de golf y hoteles de la Costa Blanca de la mano de la ACGCBCV

La Asociación de Campos de Golf de la Costa Blanca y Comunitat Valenciana (ACGCBCV) organizó, conjuntamente con el Patronato de Turismo de la Costa Blanca y la Oficina Española de Turismo de Munich, un fam trip con touroperadores y medios especialistas en golf alemanes que tuvo lugar la semana pasada, contando además con la colaboración de Turisme Comunitat Valenciana y las concejalías de turismo de los municipios de Pilar de la Horadada, Algorfa, Monforte del Cid, Alicante, Altea y Benidorm.

El grupo de visitantes alemanes estuvo compuesto por touroperadores especialistas, agencias de viaje y medios de comunicación de golf del país teutón, que fueron acompañados por el personal de la oficina de Turismo de España en Múnich y que, además de visitar numerosos campos de golf y hoteles durante las tres jornadas que duró el fam trip recorriendo de sur a norte la Costa Blanca, disfrutando de la rica gastronomía local y de visitas turísticas guiadas por los municipios de Alicante, Altea y Benidorm.
 

 
Alemania es uno de los mercados de golf más grandes de Europa, con más de seiscientos cincuenta mil jugadores y una larga tradición histórica como emisor de turistas de golf que buscan destinos con un clima más benigno en los meses de otoño, invierno y primavera donde disfrutar del deporte al aire libre.

El golf es uno de los productos más eficaces para luchar contra la estacionalización turística, dado que su temporada de ventas no incluye el verano. Este valor estratégico va a ir en aumento, a medida que el cambio climático está provocando veranos cada vez más cálidos, que provocan una pérdida de turistas de sol y playa en favor de destinos con clima menos cálido.

Además de este importante valor desestacionalizador, el turismo de golf genera medio millón de pernoctaciones anuales en los hoteles de la Comunidad Valenciana, un impacto económico anual de casi seteceintos cincuenta millones de euros y más de nueve mil empleos al año en la región.