Noticias destacadas

Un nuevo equipo directivo liderado por Miguel Girbés asume el reto de convertir a Empordà Golf Resort en un destino de élite en Europa

El Empordà Golf Resort ha subrayado su compromiso de convertirse en uno de los destinos de élite del golf europeo después de designar un nuevo equipo directivo para liderar el resort en una nueva era emocionante. La nueva dirección será responsable de supervisar y ofrecer una mejora importante en todas las instalaciones del complejo de la Costa Brava, con sus dos campos de golf de campeonato de dieciocho hoyos, hotel de cuatro estrellas y servicios de ocio, todos reciben una amplia revisión.

El líder del equipo será el nuevo director general, Miguel Girbés, quien tiene una gran experiencia en el mercado de golf español y europeo, habiendo trabajado previamente en puestos clave en Finca Cortesin y en PGA Catalunya. Le ayudarán la nueva gerente de ventas del resort, Anna Ciuarana, y el gerente de marketing digital, Carles Pintiado, mientras que Ferrán Palau asume el cargo de director de golf y Adrián González siendo nombrado head greenkeeper. Encabezando la transformación del hotel de ochenta y siete habitaciones del Empordà estará la nueva gerente del hotel, Nuria Font, con el jefe de cocina Vicenç Fajardo contratado para crear un nuevo concepto de restaurante en los rediseñados comedores.

“Estos son tiempos emocionantes para el Empordà y todos estamos encantados de tener esta oportunidad de desempeñar un papel destacado en la creación de un nuevo capítulo en la historia del complejo. No hay duda de que Empordà tiene el potencial de ser calificado junto con los mejores lugares de golf en Europa. Los propietarios tienen algunos grandes planes para el futuro y una visión clara de dónde quieren que esté el resort, y esperamos hacer realidad ese sueño”, indica Girbés.

Ubicado a treinta minutos de Girona, en el corazón de la región de la Costa Brava, el Empordà Golf Resort cuenta con dos campos de campeonato de dieciocho hoyos, el Links y el Forest, ambos diseñados por el arquitecto Robert von Hagge. Complementando las instalaciones de golf se encuentra el Empordà Golf Hotel, que domina los dos campos y se encuentra a solo cinco minutos de las playas de la Costa Brava y sus pueblos medievales.