Destacado

Un renovado Old Course marca la reapertura de The San Roque Club e impulsa su proyecto de nuevo hotel y villas

El pasado 1 de junio, el reconocido Old Course de The San Roque Club volvió a abrir sus puertas tras haber experimentado una intensa renovación de casi un año de duración.

El club abrió sus puertas por primera vez en 1991 y rápidamente se convirtió en uno de los campos de golf preferido de Sotogrande, con su Old Course, diseñado originalmente por Dave Thomas, conocido junto con el Real Club Valderrama y el Real Club de Golf Sotogrande como el ‘triángulo de oro’ del golf.

La casa club, antigua residencia de la familia Domecq, ahora totalmente renovada y con un aspecto fresco y clásico al mismo tiempo, se convierte en un inmejorable escenario para empezar una vuelta en el Old Course, un recorrido que serpentea suave y agradablemente rodeado por frondosas colinas, majestuosos alcornoques y encantadoras villas.
 

 
En cuanto a los aspectos técnicos del Old Course y después de una renovación integral que ha durado once meses, The San Roque Club confirma su apuesta por la excelencia implantando los más altos estándares de mantenimiento que se pueden encontrar en los mejores campos de Europa.

«Mi primer pensamiento fue hacer que el campo de golf estuviera siempre lo más seco posible, quería que se jugara firme y rápido. Pero también tenía que ser sostenible. Muchos proyectos comienzan con diseños grandiosos, pero no se pueden mantener después de tres o cuatro años», indica Stephen Dundas, director del proyecto de renovación.

En el renovado recorrido sorprende el nuevo layout que elimina las antiguas zonas de rough y las sustituye por zonas de mulch, lo que produce un efecto similar al de la pinaza en Augusta National y le otorga una personalidad muy diferenciada del resto de campos de la zona.

«Redujimos el área de césped de unas cincuenta y cinco hectáreas a solo treinta y siete. Esta reducción obedece tanto al objetivo de minimizar el consumo de agua y de mano de obra necesaria para el campo de golf como a la intención de dar una definición nítida al diseño», añade Dundas.
 

 
Los greens, bunkers y todos los elementos de juego han sido rediseñados para mejorar la experiencia de juego. El objetivo del club es que los jugadores elijan año tras año a The San Roque Club como destino para sus vacaciones de golf o como su club de referencia para los residentes en la zona.

Por otro lado, y para hacer aún mejor la experiencia de los visitantes, el club está trabajando en la apertura de un hotel y de varias villas que estarán disponibles en 2023.