Destacado

«Uno de nuestros grandes objetivos es despojar al golf de algunos estigmas que le acompañan como que el de que es una actividad elitista» – Andrés Torrubia, presidente de la Federación de Golf de la Comunidad Valenciana

El presidente de la Federación de Golf de la Comunidad Valenciana (FGCV), Andrés Torrubia, afirmó que el golf, además de una actividad deportiva sana, ha salido fuerte de la pandemia y es un motor de la economía en este territorio gracias al turismo que genera. El dirigente aseguró en una entrevista con Efe que si ha salido fortalecido de la pandemia es “porque se trata de un deporte al aire libre, con distancia social y sociable” e indicó que se ha producido un crecimiento sustancial de practicantes al aumentar en un cuatro por ciento el número de licencias.

Torrubia señaló que uno de los grandes objetivos de la federación que preside es situar al golf “en el lugar que merece”, además de ayudar a despojarlo de algunos estigmas que le acompañan, “como que el de que es una actividad elitista”.
 

 
“Hace tiempo existía el prejuicio de que el golf era para clases altas, pero eso venía porque se necesitaban cinco o seis horas para jugar y eso era algo que solo podían permitirse los privilegiados. Sin embargo, ahora hay campos más pequeños que permiten desconectar durante un par de horas y que están al alcance de todas las economías”, dijo.

En este sentido, Torrubia explicó que uno de los retos de la FGCV es realizar en la ciudad de Valencia un proyecto similar al que se puso en práctica en Elche, donde desde hace años existe una escuela pública de golf en la que se inicia a los escolares en este deporte. “Estamos buscando suelo municipal en Valencia para poder tener una cancha de prácticas. El golf es un deporte olímpico y es un agravio que la población de esa ciudad no disponga de una instalación municipal como sí tienen otras disciplinas”, argumentó.

Anunció que se va a realizar una campaña llamada ‘Golf al barris’ y a construir una infraestructura en el tinglado del puerto para que los niños y niñas puedan conocer este deporte.

Torrubia defendió la labor “inclusiva” del golf entre los niños, ya que señaló que es una “gran ayuda” para aquellos que son “menos sociables” o no desean jugar en equipo. “En el golf no juegan contra nadie, sino para superarse”, apostilló.
 

 
El mandatario también quiso romper el tópico de que los campos de golf atentan al ecosistema natural de la región, ya que recordó que el agua con el que se riegan “es incompatible con la de consumo o la de regadío”.

“Es agua reciclada que compramos, por lo que generamos un bien a la economía local y además evitamos que se vierta al mar”, precisó Torrubia, quien indicó que desde la federación también se forma a los clubs para que logren el mayor rendimiento de sus campos con el menor coste.

En este sentido, insistió en el valor del golf para la economía del territorio. “Hay más de siete mil puestos de trabajo solo en la Costa Blanca vinculados al turismo deportivo. Esta práctica ayuda, además, a desestacionalizar el turismo, por lo que genera riqueza durante todo el año”, argumentó Torrubia, quien añadió que “poca gente viene del extranjero a hacer deporte, vivir y consumir durante semanas si no es para jugar al golf”.

Andrés Torrubia afirmó que la relación con los clubs y los aproximadamente treinta campos que existen en la Comunidad Valenciana es “excelente” y desveló que se celebran “cerca de noventa competiciones al año”, lo que genera “movimiento e inputs”.

Por último, el presidente de la FGCV recordó que el golf es un deporte para todas las edades, sano e inclusivo. “Jugar, además, socializa y conecta a la gente con la naturaleza, porque cada campo no deja de ser un ser vivo y una obra de arte diferente al resto de las instalaciones”, sentenció.