Noticias destacadas

Dr. Borja Díez, CEO y fundador de ANEST INTENS: “Con la formación adecuada todos podemos salvar vidas, y los campos de golf son espacios en los que se debe actuar rápidamente para ser efectivos ante una parada cardiorrespiratoria”

El doctor Borja Díez Sáinz es un experimentado médico intensivista (UCI) además de un emprendedor con un objetivo claro: salvar vidas. Tras licenciarse en Medicina en la universidad de Salamanca y desarrollar su etapa de residente en el Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid, en 2011 se incorporó a la Unidad de Medicina Intensiva (UCI) del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid, en donde actualmente ejerce, además de colaborar en el Plan Intrahospitalario de Reanimación CardioPulmonar. Por otro lado, en el doctor Díez 2012 cofundó ANEST INTENS, empresa compuesta por médicos intensivistas y anestesiólogos dedicada a la prestación de servicios médicos con la que promueve el sello ‘Campo de Golf CardioProtegido’.
 


 

La cardioprotección y la Reanimación CardioPulmonar (RCP) son dos conceptos que muchos tienen presentes pero que no todos dominan, ¿por qué son tan importantes?

Todos nos preocupamos por nuestra salud y la de las personas que nos rodean, y siempre queremos el bienestar de nuestro entorno. Es por ello que nuestro concepto de ‘bienestar’ debemos de empezar a asociarlo al de ‘cardioprotección’: en caso de emergencia médica, yo puedo salvar una vida y alguien podría salvar la mía. Como médico de UCI, mi trabajo consiste en salvar la vida de pacientes cuya situación vital depende de una asistencia médica específica sin la cual el paciente fallecería con total probabilidad.

A diario nos enfrentamos a situaciones críticas pero, gracias a nuestra formación, somos capaces de sacar adelante la vida de nuestros pacientes. La formación es básica, por eso hacemos especial hincapié en que los ciudadanos deben de aprender técnicas de reanimación cardiopulmonar (RCP): todos podemos salvar vidas. Una buena formación en RCP se estima que podrían salvar más de siete mil vidas al año. Hablamos de un gran problema social: en España se producen hasta treinta mil (¡30.000!) paradas cardíacas al año y, según vamos cumpliendo años, nuestra probabilidad de sufrir un evento cardíaco aumenta.

 

Hace más de seis años fundaste ANEST INTENS, ¿cómo surgió la idea y con qué finalidad?

Mi mujer también es médico, es especialista en anestesiología y reanimación. De la fusión de nuestras especialidades (anestesia-intensivos) nace ANEST INTENS. La finalidad era crear una empresa formada por médicos especialistas en el manejo del paciente crítico con un lema bien claro: “La salud en manos de expertos”. Vista la necesidad que demanda la sociedad por su bienestar, elaboramos un proyecto pensando en un bien social para convertir nuestra sociedad en una Sociedad CardioProtegida en la que la primera asistencia ante una parada cardíaca pudiera ser iniciada por cualquier ciudadano mientras llegan los servicios de emergencia. Este proyecto se llama PROYECTO REANIMACIÓN, y lo definimos como un proyecto global. Los médicos tenemos un compromiso con la sociedad y por eso hemos decidido salir del hospital para formar a personas que quieran aprender a salvar vidas. Queremos convertirnos en la empresa líder en nuestro sector y para ello contamos con los mejores profesionales.

 

Habéis creado el sello ‘Campo de Golf CardioProtegido’ y trabajáis para crear una red de campos de golf cardioprotegidos en toda España, ¿cómo se está desarrollando este proyecto?

El sello ‘Campo de Golf CardioProtegido forma parte del área de deportes del Proyecto Reanimación. El proyecto nace a raíz de una serie de comentarios de jugadores que habían presenciado una situación de parada cardíaca por un infarto de corazón en un campo de golf. Ninguno supo cómo actuar, se quedaron bloqueados… y cuando llegaron los servicios de emergencia ya no pudieron hacer nada por la vida del paciente. Este suceso me hizo meditar y me puse a pensar cómo deberíamos cardioproteger a los jugadores de golf en España, un deporte en donde más de la mitad de las licencias corresponden a categoría senior (a mayor edad, más riesgos). Finalmente llegamos a la conclusión de crear este sello de cara a que los campos pudieran cardioproteger a sus usuarios, así como empleados del mismo. Además, los campos consiguen aumentar su imagen de marca dado que pueden garantizar una correcta asistencia a una víctima mientras llegan los servicios de emergencia.

Se trata de un proyecto en dos etapas en las que diferenciamos la fase de concienciación social y la fase de cardioprotección. En la primera fase necesitamos la ayuda de medios de comunicación, instituciones, federaciones, gerentes de clubs, Consejo Superior de Deportes, etc., cualquiera que pueda difundir nuestro mensaje: todos podemos salvar una vida. Nuestro objetivo en la segunda fase es que cada campo de golf en España disponga de un desfibrilador así como personal entrenado para actuar en caso de parada cardíaca.

Por otro lado actualmente no existe un registro de emergencias médicas en campos de golf y nuestro objetivo es crear el primero. Mediante la creación de este registro de emergencias médicas en campos de golf podremos planificar más formación-desfibriladores y mayor asistencia en lugares donde haya más afluencia de público así como determinadas épocas del año como periodos vacacionales, lugares turísticos, eventos de gran convocatoria, etc.

A su vez, vamos a crear la primera Red de Campos Cardioprotegidos en donde certificaremos cada campo que cumpla con los requisitos establecidos (desfibrilador-personal formado en RCP) y lo publicitaremos en nuestra web. De esta manera podemos ofertar algunos circuitos de torneos que puedan escoger sus sedes en campos en los que lleven el sello ‘Campo Cardioprotegido’ y se aseguren que sus jugadores estarán bien atendidos en caso de emergencia médica.
 

 
¿Qué obligaciones legales deben cumplir los campos de golf españoles en lo referente a cardioprotección?

Actualmente las competencias en esta materia están transferidas a cada Comunidad Autónoma, por lo que pueden ser diferente para cada campo. Pero un estándar podría ser que los campos de golf son considerados como centro deportivo y, por ende, deberían de tener un desfibrilador así como personal formado en reanimación cardiopulmonar. Si bien es cierto que en algunas comunidades no se exige por ley, es de vital importancia la fase de concienciación social que queremos lanzar de cara a que seamos conscientes de nuestra capacidad para salvar una vida.

Los campos de golf, como es normal, velan por su economía; cardioproteger un campo de golf es muy barato (menos de cien euros al mes). Pero, ¿cuánto vale salvar una vida en un campo de golf? ¿Cómo afectaría a la imagen de mi campo de golf el haber salvado la vida de un jugador o empleado?

 

También habéis implantado un novedoso programa de formación sobre reanimación cardiopulmonar muy indicado para el personal de los campos de golf, ¿cómo funciona esta metodología?

Nuestra metodología se basa en la ‘Regla del tres’: puedes salvar una vida en tres simples pasos. Este sistema de enseñanza está contrastado (más de dos mil alumnos formados) y garantizamos a nuestros alumnos la correcta formación de cara a poder actuar ante una situación de emergencia. Utilizamos un método novedoso en el que el alumno siente la necesidad de ayudar a los demás y adquiere la confianza necesaria para actuar. Disponemos de material de última generación con el que el alumno puede comprobar en tiempo real cómo realiza la RCP con nuestros simuladores, elaboramos simulacros de situaciones reales, disponemos de vídeos docentes, etc. Finalmente, tras un examen práctico y teórico, el alumno termina el curso con un comentario casi unánime: ‘Ahora sí que me veo capaz de salvar una vida’.

 

Recientemente habéis presentado vuestro sello ‘Campo de Golf CardioProtegido’ durante la feria MadridGolf, ¿qué tal resultó la experiencia?

El proyecto se presentó en la feria MadridGolf 2018 y tuvo un gran éxito entre los asistentes, resultó una fantástica experiencia gracias al apoyo que recibimos en todo momento de Kiko Luna y de todo su equipo. Se trata de un equipo de profesionales con un lado humano muy importante que desde el primer momento tomaron conciencia de la necesidad de cardioproteger a los asistentes a la feria. Así, decidieron formarse en RCP con nosotros, y pasamos una jornada de formación muy agradable.

En la feria todo fue sobre ruedas. Se acercaron muchísimas personas a nuestro stand para recibir información del proyecto y también muchos niños. En los clinics que realizamos los asistentes tomaron conciencia de la necesidad de instaurar un proyecto como este a nivel nacional y aprendieron pequeñas nociones de cómo salvar una vida en un campo de golf. Hicimos un concurso de reanimación cardiopulmonar en donde los asistentes podían ver en tiempo real la efectividad de su masaje cardíaco y en el que tuvimos un ganador excepcional con un 93 % de efectividad que ganó un “Pack ANEST INTENS” que incluía un curso de reanimación cardiopulmonar y un desfibrilador. Ver la cara de felicidad de los más pequeños practicando sobre nuestros simuladores, así como su satisfacción personal al verse capaz de hacer masaje cardíaco y salvar vidas, fue una gran experiencia y un gran recuerdo que nos llevamos todo el equipo de ANEST INTENS.

 

¿Cuáles son tus objetivos a corto y medio plazo?

Uno muy claro, salvar vidas, ese es mi principal objetivo de manera global. Pero a corto plazo mi objetivo es concienciar al máximo número de personas de que cualquiera puede salvar vidas. Lejos queda eso de gritar ‘¡Un médico, un médico!’ ante un paciente que sufre una parada cardíaca y que nadie actuara, con este proyecto queremos que todo el mundo ayude a salvar vidas.

Mi objetivo a largo plazo es poder vivir en una sociedad cardioprotegida en donde cualquier persona pueda actuar a la hora de enfrentarse a una parada cardíaca. Entre todos podemos salvar más de siete mil vidas al año. El reto es grande, la ayuda de momento escasa, pero la necesidad de ayudar y contribuir con la sociedad es máxima y es un estímulo grande para seguir trabajando en este proyecto tan necesario.