Noticias destacadas

‘Mi experiencia en el Management Development Programme (MDP) de la Club Managers Association of Europe’, por Alfonso Castiñeira

Tras acabar el colegio tuve la gran suerte de poder estudiar una carrera que por entonces era muy desconocida en España, Professional Golf Management (PGM) en Coastal Carolina University, es decir, Administración y Dirección de Campos de Golf, una carrera que por aquel entonces (año 2002) solo se impartía en catorce universidades americanas junto con la PGA of America. La carrera te permitía obtener una licenciatura en Business Administration y una formación específica para la gestión de campos de golf, no solo enseñanza del deporte del golf.

Con este curriculum, y tras acabar la carrera en el año 2006, empecé a trabajar en Desert Springs Resort y Club de Golf con veintitrés años. Once años más tarde, en 2017, decidí embarcarme en el Management Development Programme (MDP) de la Club Managers Association of Europe (CMAE). La pregunta es obvia: ¿por qué?

Tras varios años metido en la industria del golf y trabajando en un club, me di cuenta de que muy a menudo me sumergía en mis tareas diarias y no veía más allá de las cuatro paredes de mi oficina, perdiendo perspectiva y el contacto con la industria y mis colegas. Todas las industrias están vivas, evolucionan y cambian, así que decidí ‘actualizarme’ y salir ahí fuera. En otras palabras, ser un profesional más formado y competente en más áreas.

Tras varios meses investigando los diferentes cursos que se ofrecían, encontré la noticia de un compañero que había sido distinguido con el prestigioso título de Certified Club Manager (CCM). No era otro que Fernando Padrón, director de operaciones en el Real Club Valderrama). Le llamé para que me contase su experiencia y me animó a que lo hiciese, fundamentalmente por dos motivos: completar algunos conocimientos en los que no estamos tan formados y, sobre todo, networking. A los pocos días me inscribí para hacer el primer nivel del MDP en Marbella, que tenía lugar en noviembre de 2017.

Mi primer contacto con la CMAE fue a través de la Asociación Española de Gerentes de Golf (AEGG), que organizaban por primera vez el curso en castellano. La experiencia como tal fue muy positiva. Tanto Manuel Lozano de la AEGG como Alfredo Calle (facilitador de la CMAE durante el curso) hicieron todo lo posible porque la primera edición saliese bien y confirmó mi deseo de hacer el MDP al completo.
 

 
La decisión de irme a Dubai fue muy sencilla. Por un lado, y pese haber disfrutado de la experiencia en Marbella, quería aprender de otros profesionales de la industria y conocer a compañeros que trabajaban fuera de España. En Dubai nos reunimos gente que venía desde Inglaterra, Escocia, Australia, China, Vietnam, EUA, Azerbaiyán, etc. El curso es bastante más intenso que el MDP1 ya que, además de las ponencias, hay que desarrollar un caso práctico en grupo fuera de las horas de las charlas y presentarlo en grupo. Es una semana de poco descanso… ¡sobre todo si después te apetece socializar un poco con una cerveza en mano!

Tras la presentación de mi proyecto ya habré alcanzado la primera meta, la obtención del Diploma CMDip, y continuar mi viaje hacia el CCM.

La CMAE ofrece un programa de formación ejecutiva (no académica) a managers de clubs, no necesariamente de golf, cosancionado con la Club Managers Association of America (CMAA).

Más de mil doscientas personas han cursado el programa del CMAE y actualmente hay un total de cuarenta y cinco CCMs y doscientos diecinueve CMDips (aquellos que realizan los dos primeros niveles del programa y pasan sus respectivos exámenes y cumplen requisitos) distribuidos entre Europa y Medio Oriente, que son los territorios que cubre la CMAE.

Mis próximos objetivos son el MDP en Alimentación y Bebidas, que tiene lugar en Marbella entre el 12 y 16 de noviembre, seguido de las Conferencias Europeas, del 18 al 20 de noviembre, y también en Marbella.

Tras haber realizado los dos primeros niveles no me cabe ninguna duda de que este programa crecerá en Europa y en un futuro muy próximo será un requisito en el CV de cualquier director que quiera crecer en sus carreras hacia clubes de prestigio. El ejemplo reside en Estados Unidos, cuyos clubs cuentan con más de un 50 % de CCMs como directores generales. Es un trampolín a nuevos horizontes y necesario para el futuro.

En definitiva, por mucho que tengas una gran formación y experiencia uno nunca deja de aprender.
 

Alfonso Castiñeira es el director de operaciones del almeriense Desert Springs Resort y Club de Golf.