Destacado

Del robot cortacésped al mantenimiento inteligente del campo de golf: Husqvarna visualiza el futuro

El robot del futuro ideado por Husqvarna, es una máquina súper inteligente, impulsada por inteligencia artificial, que protege la salud del campo y maximiza la biodiversidad mientras se adapta fácilmente a las necesidades específicas de cada usuario

«En el futuro, vemos un robot cortacésped que cuida del campo en su conjunto, no se limita al césped. Aprovechando el uso de la inteligencia artificial (IA), por ejemplo, podremos desarrollar sensores de última generación, cámaras y nuevas tecnologías que permitirán al cortacésped procesar grandes cantidades de información. Este cortacésped será capaz de funcionar de forma aún más autónoma y de proporcionar consejos sofisticados sobre cualquier cosa, desde qué arbustos requieren un poco más de cuidado hasta cómo se debe segar para favorecer el ecosistema», afirma Patric Jägenstedt, director de Innovación de Husqvarna. 
  
Husqvarna también contempla cómo las nuevas tecnologías pueden permitir que los robots cortacésped impulsen la biodiversidad local en los campos de golf. A través del aumento de las capacidades de análisis de información procedentes de fuentes externas al campo (como, por ejemplo, cortacéspedes de espacios contiguos), así como gracias a la utilización de sensores que miden componentes ambientales clave dentro del mismo, el robot cortacésped puede optimizar el corte y recomendar la mejor manera de favorecer la biodiversidad. 
  
En el futuro, el robot maximizará el potencial del campo, pero ajustándose fácilmente a las necesidades de cada usuario. Mediante un aumento de las capacidades, como un sistema de visión mejorado y la IA, el robot reconocerá los episodios recurrentes, determinará la conducta y, como respuesta, adaptará su funcionamiento. El robot cortacésped podrá detectar una situación en la que se esté desarrollando una partida, o los usuarios del campo se estén relajando en zonas comunes o desarrollando otras actividades de ocio y éste se alejará y estará en silencio para no molestar.

«La tecnología también permitirá al cortacésped adaptarse socialmente a las preferencias personales del propietario e incluso comportarse como una mascota o asistir en las tareas de jardín», añade Jägenstedt.
   

 
El futuro robot cortacésped usará la computación de la nube y la IA para simplificar cómo interactuamos con el campo, gestionándolo con una intervención humana mínima. Al interactuar con otros sensores inteligentes del entorno, como con los sistemas de riego, el cortacésped puede optimizar el bienestar del césped, como si fuera un jardinero. Por ejemplo, puede adaptar su funcionamiento a fuentes de información en tiempo real, como la previsión meteorológica de la zona.
 
El robot inteligente fomenta la sostenibilidad, además de contribuir más allá del propio jardín, debido a que parte de un planteamiento que considera todo el campo como un ecosistema. Mediante la mejora de las capacidades de recopilación de datos de fuentes internas y externas al campo, el futuro cortacésped podría, por ejemplo, recopilar información de otros robots del de la zona y proporcionarte información sobre la composición general de la flora y la fauna del entorno.

Todo esto, conjuntamente con la información sobre dónde y cómo crean su hábitat los organismos vivos, hace que el robot cortacésped esté equipado para optimizar el cuidado del césped, lo que, a su vez, favorece el ecosistema del mejor modo. Por ejemplo, el cortacésped podría identificar y preservar los hábitats naturales de los animales, necesarios para la supervivencia de las zonas ajardinadas. 

A través de un sistema de visión mejorada, combinado con la computación en la nube y la IA, el robot cortacésped podrá determinar tu actividad y adaptar su propio funcionamiento como respuesta. Por ejemplo, puede adaptar su nivel de interacción social en función de las preferencias del propietario, alejándose de ser necesario.