Noticias destacadas

Kneale Diamond, gerente de Ventas en Europa de Capillary Concrete: “Nuestro sistema ahorra horas-hombre en mantenimiento de bunkers y eso repercute favorablemente en los costes de explotación”

Kneale Diamond es un reconocido profesional de la industria del golf quien, después de haber trabajado como gerente de campos de golf durante varios años, en 2005 se unió a Rain Bird como gerente de Ventas de golf para Reino Unido, Irlanda e Islandia. Tras diez años consecutivos en la empresa, Kneale comenzó a desempeñar el mismo rol en Perrot a fines de 2015 y, una vez concluida una etapa de dos años, se unió a Capillary Concrete en junio de 2018 como gerente de Ventas en Europa para impulsar a la empresa en el mercado europeo.
 

interview picture sample
 

¿Cuál fue tu motivación para trabajar en la industria del golf?

Tuve mucha suerte ya que empecé en la industria del golf trabajando como greenkeeper tan pronto como salí de la escuela. Me encantó y decidí ampliar mis conocimientos y experiencias… y ver hasta dónde podía llegar.

 

Comenzó en la industria del golf como responsable de mantenimiento de campos de golf y después cruzó al otro lado comenzando a trabajar en marcas proveedoras de golf. ¿Por qué este cambio?

De hecho, comencé como asistente de greenkeeper en Ramsey Golf Club en la Isla de Man a los quince años, luego me mudé a The London Golf Club y finalmente asumí el cargo de gerente de campo de golf en el Marriott Hanbury Manor Hotel & Country Club. Esta es una pregunta que siempre me hacen, creo que a medida que mi rol cambiaba y mi conjunto de habilidades se desarrollaba, cambiaba también como persona que administra grandes presupuestos, mucho personal, etc. Lo que al principio fue un gran cambio terminó por procurarme el desafío de trabajar estrechamente con las áreas técnicas, algo demasiado tentador como para no intentarlo y, si soy sincero, es muy similar a medida que crea relaciones con las personas, las ayuda y las forma en ciertas áreas en las que se tiene más experiencia y permite mejorar la situación de sus clubs.

 

Usted es un profesional multitarea, ¿cuál es su parte favorita de cada actividad de la industria del golf?

En general, las relaciones que se cultivan así como poder ver un proyecto de principio a fin. Es fantástico ver desarrollarse a algunos clientes y amigos con los que he estado trabajando durante más de quince años, igualmente es estupendo ayudarles en ese camino.
 

 

Después de más de doce años en el negocio de riego, recientemente lo cambió por el negocio de los bunkers. ¿Actualmente los campos de golf se toman realmente en serio el cuidado de los bunkers?

El negocio del riego es una gran industria y después de tantos años lo hecho un poco de menos (de hecho sigo ayudando a algunos amigos siempre que puedo) pero los bunkers son un área muy seria dentro del mantenimiento de campos de golf y también es un área muy popular en la actualidad como la mayoría. La gente sabe que el negocio del golf tiende a funcionar en ciclos con áreas concurridas en ciertos momentos y los bunkers son un área muy interesante que puede ser muy desafiante y, como todos saben, los bunkers son áreas de muy alto mantenimiento que requieren mucho tiempo, dinero, recursos en un club de golf. Por otro lado también pueden ser uno de los factores negativos más importantes que afectan la percepción de los clubs de golf, y hay una gran énfasis en el sector por parte de los arquitectos de golf ya que no hay tantas construcciones nuevas, por lo que también son muy fuertes dentro de este área y todo se ha combinado para crear esta alta actividad alrededor de los bunkers en la actualidad.

 

Capillary Concrete es un sistema de construcción que lleva varios años que ofreciendo soluciones a los greenkeepers de los campos de golf. ¿Por qué es tan útil?

Los primeros bunkers de Capillary Concrete tienen solo diez años y, como se ha visto hasta la fecha, ha sido muy popular en todo el mundo. Los beneficios que ofrecemos son una base fuerte que evita que las piedras y los escombros contaminen la arena, también ayuda a las capacidades de drenaje del bunker de manera significativa y mejora el control de la humedad de la arena y crea una superficie de juego más consistente incluso en zonas de hazard y reduce el daño por lavado de las fuertes lluvias.

 

Capillary Concrete es un sistema claramente enfocado en ahorrar dinero del mantenimiento del bunker. ¿Cómo pueden aprovecharse de él los head greenkeepers españoles?

Invitaría a cualquier head greenkeeper, gerente de club o propietario de campo a que nos hablase de su experiencia con los bunkers así como que nos permitiera evaluar sus bunkers y el procedimiento de mantenimiento. Estoy seguro de que muchos de ellos estarán controlando cuántas horas pasan reparando los lavados después de una lluvia excesiva, cuántas horas recoger piedras y malezas de los bunkers, y la cantidad de arena que tienen que añadir… y todos estos factores tienen un elemento de coste para ellos. Todos sabemos que el factor horas-hombre es el coste más crucial que manejan y, si esto se puede hacer de manera más eficiente, y tengo una vasta experiencia de pasar muchas horas en bunkers reparando lavados, piedras, malezas, etc., no es la tarea más productiva ni agradable para nadie. Un miembro del personal y nosotros podemos demostrar que la instalación de Capillary Concrete reducirá sus costes operativos relacionados con los bunkers y mejorará las condiciones de juego, ¡y esto generalmente puede generar un retorno de la inversión dentro de cuatro o cinco años!
 

 

Muchos greenkeepers piensan que es bastante útil que un responsable de campo de golf sea también un golfista para que pueda ver el campo de golf con los ojos de un jugador, ¿estás de acuerdo?

Estoy de acuerdo en que puede ser extremadamente útil y beneficioso pero no creo que sea el factor más importante. Juego al golf pero no a un alto nivel (hcp. 16) y esto ayuda cuando recorres el campo con tus palos ya que ves el campo desde una perspectiva completamente diferente, se priorizan cosas de manera muy diferente a si conduce un vehículo de trabajo o un buggy de golf. Lo que se debe recordar es que su campo tiene que atender a muchos niveles diferentes de golfistas y eso es no es fácil hacerlo, así que recomiendo conocer al público objetivo y al negocio.

 

Has estado viajando a muchos países y conoces bastante la industria del golf en todo el mundo, ¿qué piensas sobre los campos de golf españoles?

He tenido mucha suerte, he viajado por muchos países, he visto muchas culturas y me he sentido extremadamente preocupado por el mercado español de golf en los últimos años después de la crisis, una época que fue muy grave debido a su gran éxito en años anteriores. Creo que ya pasó lo peor, veo algunos fuertes brotes de crecimiento y espero que los clubs de golf hayan aprendido mucho de estos tiempos difíciles y ahora sepan cómo adaptarse a estos cambios en el mercado. El golf debe cambiar para siempre, debemos seguir aprendiendo y adaptarnos a esto, seguir invirtiendo y no quedarnos quieto ya que de lo contrario no se podrá sobrevivir en este competitivo negocio.

 

La posición de Capillary Concrete, tanto en Estados Unidos como en Europa, es más fuerte cada año. La compañía aterrizó en España hace unos años y actualmente está creciendo, ¿cuáles son sus objetivos para los próximos años?

Capillary Concrete se ha crecido con fuerza año tras año, nuestros clientes están satisfechos con el resultado y continúan eligiendo nuestro producto en sucesivas renovaciones, pero nos gustaría desarrollar nuestra presencia en el mercado español de golf, ya que sabemos que tenemos un producto excelente con un fondo sólido, un proceso de instalación fácil y es el único liner de bunker que ofrece un seguro de diez años. Nuestra garantía que no es como la mayoría de las garantías de los fabricantes ya que la nuestra está respaldada por Lloyd´s of London. En España varios clubs de golf como el Real Club de Golf Las Brisas, Capdepera Golf, el Real Club de Golf Sotogrande y la Real Sociedad Hípica Española Club de Campo, por nombrar a algunos, ya han descubierto que nuestro producto funciona exactamente como se describe.