Destacado

Maspalomas Golf acoge un curso dirigido al personal de los alojamientos con servicios especiales para golfistas impartido por Gran Canaria Golf

Después de dos años sin poder realizar este curso como consecuencia de la pandemia sanitaria, Turismo de Gran Canaria ha recuperado, a través de la marca Gran Canaria Golf, un curso formativo para el personal de los alojamientos recomendados por esta asociación y que incluye a aquellos que ofrecen servicios especializados en el golfista.

Esta jornada de formación, denominada ‘Encuentros con alojamientos recomendados Gran Canaria Golf 2022’, tuvo lugar el pasado jueves 28 de abril y estuvo dirigida al personal de los alojamientos recomendados por la marca Gran Canaria Golf para acercarles a este producto y que se pudieran familiarizar con los términos y procedimientos habituales para poder dirigirse y atender de forma especializada al turista jugador de golf.

El curso se realizó en las instalaciones de Maspalomas Golf contando con la participación de representantes de los campos de la isla y complementado con una visita guiada al campo que se caracteriza por sus vistas a las dunas de Maspalomas y que también contó con una clase práctica en la que todos los asistentes disfrutaron de este día de formación especial de una manera relajada y dinámica.
 

 
«Este es un nuevo paso en el camino de la ‘normalidad’ en la que estamos ahora tras las dificultades de los dos últimos años y con los que pretendemos acercarnos pronto a los números de 2019. El turismo de golf es un producto importante en nuestro destino ya que contamos con un clima privilegiado para su práctica durante todo el año», indica Carlos Álamo, consejero de Turismo de Gran Canaria.

El consejero valoró que en los últimos años las licencias federativas en el resto de Europa han crecido notablemente durante la pandemia debido a que ha sido uno de los primeros deportes en poder realizarse sin restricciones por sus características como ejercicio al aire libre y distancia entre los participantes.

Este es una hecho que se ha notado visiblemente en los datos de los jugadores que han visitado la isla de Gran Canaria durante la temporada alta de 2021/2022 y que se puede apreciar por el incremento de los greenfees vendidos en estos ejercicios que arrojan cifras positivas considerando el escenario con importantes restricciones y limitaciones.

Los establecimientos recomendados por parte de Gran Canaria Golf son aquellos que ofrecen servicios especiales para el golfista, que van desde la reserva de sus greenfees en todos los campos de golf de la isla hasta taquillas para sus bolsas de palos o servicios de limpieza de zapatos y palos.
 

 
En 2019 se registraron 152.289 greenfees totales entre los campos comerciales de Gran Canaria y el Real Club de Golf de Las Palmas. En 2020, la cifra cayó a 95.458 y en 2021 recuperó buena parte de sus núemros con 132.653 lo que supone una recuperación importante teniendo en cuenta que ha habido campos cerrados.

«El deporte ha mostrado ser uno de los productos turísticos que mejor ha resistido los condicionantes de la pandemia. Este es un turista que sigue viajando y representa, por lo tanto, oportunidades económicas para Gran Canaria», añade Álamo.

El turista vinculado al golf es, según datos previos a la pandemia, un cliente repetidor del destino Gran Canaria en un grado superior (88,1 %) respecto al perfil del turista tradicional que regresa en un 77,1 % de las veces. Además, de estos golfistas, el 27,6 % ha visitado la isla al menos en diez ocasiones previas, considerándose ‘enamorados’ del destino y por tanto, habiendo tenido una muy buena impresión de su experiencia.