Destacado

«Nuestros diseños pueden incluir simuladores de golf, ‘putting green’, juegos láser, videojuegos… y sabemos por experiencia que aportan mucho valor y atraen clientes» – Matt Doughty, CEO de Black Box Golf

Todo golfista tiene un único objetivo en mente: pegar bolas perfectas, pegar golpes perfectos. Además, algunos de ellos tienen una bucket list que incluye míticos campos de golf que quisiera jugar al menos una vez en la vida, como el Old Course, Pebble Beach, Valderrama y algunos otros. Pero, ¿quién lograría todo esto?

La gran mayoría de golfistas nunca alcanzará ambos objetivos… pero pueden intentarlo invirtiendo mucho tiempo (y dinero) haciéndolo por su cuenta o de una forma muy asequible jugando en los grandes simuladores que actualmente existen en numerosos puntos de España. Muchos de estos simuladores son obra de Black Box Golf, compañía con sede en Marbella que desde 2018 ha inaugurado instalaciones de golf ‘indoor’ en varias ciudades como Málaga, Madrid, Barcelona y Bilbao.

¿Cómo se desarrolla un proyecto de ‘indoor golf’? ¿Qué tecnologías aplica? En la actual época pandémica, ¿cómo ha acogido el mercado esta actividad? De todo esto y de otras cuestiones hemos charlado con Matt Doughty, CEO de Black Box Golf.
 

 
Un británico expatriado en España… ¿por qué apostaste por nuestro país?

Mi mujer y yo llevábamos más de diez años viniendo a España de vacaciones. Pasamos mucho tiempo en la Costa del Sol, disfrutamos jugando al golf, el buen clima, la comida increíble y la gente local amable y acogedora. Después de un tiempo pensamos: «Tal vez nos mudemos aquí en el futuro». Luego, unos años más tarde, pensamos: «Tal vez deberíamos mudarnos a España ahora y ver si podemos hacer una vida allí. ¡Así pasaremos más tiempo en España si funciona!».

 

¿Cuándo llegaste a Málaga?

Llegamos a Málaga en 2017. Pasamos un tiempo buscando un lugar para vivir y viviendo como si estuviéramos de vacaciones, pero en el Reino Unido tenía varios intereses comerciales y rápidamente comencé a pensar en posibles oportunidades.

 

¿Qué experiencia tenías en la industria del golf antes de lanzar Black Box Golf?

Para ser honesto, yo únicamente era un jugador aficionado. Nunca he tenido suficiente tiempo para practicar, por lo que solo había llegado a ser hándicap 11. Una de mis empresas estaba involucrada en la comercialización de campos de golf en el Reino Unido, tenía una agencia de marketing y creaba sitios web con sistemas de reserva para muchos campos de golf y hoteles locales.
 

 
¿Cuál fue tu motivación para crear Black Box Golf?

Antes de comenzar con Black Box Golf quería lograr dos cosas: hacer algo que realmente disfrutara (y en lo que fuera bueno) y hacer algo que diera un resultado tangible. Fabricar un producto en lugar de brindar un servicio. Me senté un día e hice una lista de todos mis intereses y habilidades. Surgieron la tecnología/gadgets y el golf y vi una oportunidad, que me pareció una buena idea en ese momento, para crear un club de golf cubierto.

Pronto me di cuenta de que era un poco arriesgado en ese momento (y ahora me alegro de no haberlo hecho) pero, al haber pasado mucho tiempo investigando y comprendiendo el mercado de los simuladores de golf, los proveedores de tecnología, los modelos comerciales, etc., había recopilado mucha información.

Al final, diseñar y construir entornos de simuladores de golf fue el mejor resultado gracias al negocio que creé.

 
¿Cuáles son las principales características de las empresas con las que trabaja, como TrackMan?

Nuestro objetivo es trabajar con las mejores tecnologías del mercado. Invertiremos la misma cantidad de esfuerzo en un simulador (o estudio de golf) de nivel básico que en uno premium, por lo que tiene sentido comercial, y de aprovecahmiento de tiempo, el trabajar con los mejores. Quiero, y mis clientes quieren, grandes resultados, fiabilidad, precisión y la mejor experiencia.

TrackMan es una gran empresa. La tecnología es súper precisa. El software es elegante y fácil de usar, y puede atender tanto a profesionales y profesores como a aficionados y jóvenes golfistas. Incluso los principiantes pueden disfrutar de un simulador de golf. Es un placer para nosotros trabajar con ellos, ya que ofrecen un gran apoyo y tienen una actitud increíble. Para mí, Trackman está realmente interesado en mejorar la experiencia de sus clientes en el golf ‘indoor’ y eso me importa.

También trabajamos con Zen Oracle, que fabrica la increíble plataforma de colocación móvil. Son unos genios técnicos en el mundo del putt. Es posible que lo hayas visto en Sky Sports Golf. Fuimos los primeros en instalar una plataforma móvil de putting y un simulador de golf juntos en España y estamos muy orgullosos de ello. Creo que es una tecnología que irá calando cada vez más en España entre los profesionales de la formación, los jugadores y los aficionados de élite.

 

Cuáles son las principales fortalezas de Black Box Golf?

Estamos liderando el mercado. Si está buscando un simulador de golf en España, fuimos y seguimos siendo la primera empresa en España dedicada a hacerlo y tenemos mucha experiencia. Contamos con un equipo en crecimiento y una trayectoria comprobada. Nuestro objetivo es un acabado de alta calidad combinado con el rendimiento que esperaría de un simulador de golf de primer nivel.

Ofrecemos elementos adicionales para que nuestros clientes completen su proyecto y, particularmente con nuestros clientes comerciales, ofrecemos una gran cantidad de asesoramiento y consultoría para entregar el box, diseño, instalación y promoción de sus instalaciones de golf ‘indoor’.
 

 
Después del peor momento del COVID, surgieron muchos nuevos golfistas en España. ¿Esto ha impulsado tu negocio?

Somos uno de varios tipos de negocios que de hecho prosperaron en época COVID. Percibí un cambio en la demanda de simuladores de golf ya que muchos golfistas no pudimos acceder a las instalaciones de práctica y campos de golf, por lo que buscaron otras soluciones.

Además, creo que existe la sensación de que las actitudes y los sentimientos han cambiado un poco y tal vez que los círculos sociales se han vuelto un poco más pequeños. Las personas son más felices mezclándose en grupos más pequeños con personas de ideas afines y en un entorno seguro. Creo que eso explica parte del crecimiento en la apertura de centros de golf cubiertos en España desde 2020.

 

¿Dónde ha desarrollado las instalaciones de Black Box Golf?

Hemos instalado simuladores de golf privados en las casas de los golfistas más “afortunados” de España, así como tiendas de golf, urbanizaciones y polideportivos de todo el país. Disponemos de instalaciones desde Málaga a Galicia, Barcelona a Sevilla, Lugo a Murcia, así como en Andorra y Gibraltar.

Nuestros proyectos más grandes hasta la fecha han sido H0 Golfhouse en Madrid y Eagle Club en Barcelona y próximamente desarrollaremos una instalación para iGolf en la Costa del Sol que incluirá cuatro simuladores Trackman así como un escenario de putt Zen.

 

¿Por qué Black Box Golf es una gran inversión para una tienda de golf urbana o una academia de golf?

Personalmente creo que podemos aportar valor al negocio y al proyecto… y hablo desde la experiencia. Podemos ayudar con todo el proceso de diseño y traer ideas nuevas y diferentes a la mesa. En cada caso hemos trabajado con los propietarios, arquitectos, diseñadores, e incluso las agencias de marketing, para ayudar a crear la mejor experiencia para el cliente y siempre con el golfista en el corazón del negocio.
 

 
Si un nuevo cliente potencial te pregunta, ¿cómo procedes para crear una nueva instalación de Black Box Golf?

Muchos de nuestros clientes primero luchan por encontrar una buena ubicación. Un simulador de golf requiere una buena cantidad de espacio y altura de techo. Normalmente recomendamos cuatro metros y medio de ancho por seis de largo y tres de alto (4,5 x 6 x 3 m). Encontrar una ubicación con esas características si quieres instalar dos, tres o cuatro simuladores puede ser un poco complicado. En el caso de iGolf, les ayudamos a encontrar una ubicación que estamos seguros funcionará muy bien para el proyecto. Así que lo primero es que un cliente encuentre un espacio lo suficientemente grande para un simulador de golf (si es solo para uso privado, puede servirte un 3,5 x 5,7 x 2,8).

Después de eso, creamos un diseño, trabajamos con el cliente para diseñar el estilo del simulador de golf, el diseño de los espacios y los muebles, etc. Usamos software de diseño y renderizado para ayudar al cliente a visualizar el proyecto y explorar cómo lo verá el usuario final.

Una vez que hemos confirmado un diseño, repasamos otros elementos. Algunos de nuestros clientes privados han incluido soluciones de cine, juegos láser, consolas de juegos como PlayStation o Xbox. Nos aseguramos de que el cliente aproveche al máximo el espacio. Para los clientes comerciales se trata de combinar espacios como putting green, simuladores, asientos, bares y otras áreas de entretenimiento para hacer de todo el lugar una gran experiencia.

Después de eso abordamos el precio. Nuestras soluciones de simulador de golf comienzan desde treinta y cinco mil euros incluyendo el Trackman 4.

Cuando todos están contentos, instalamos el simulador (o simuladores). En algunos casos incluimos decoración y mobiliario si el cliente lo desea.

Igualmente importante es que permanecemos en contacto con el cliente. Trackman hace un gran trabajo de soporte continuo para su tecnología y software y reflejamos ese compromiso. En el caso de H0 Golfhouse y Eagle Club, por ejemplo, hay muchos clientes de golf y hay varios simuladores, por lo que nos aseguramos de estar allí para ofrecer apoyo, mejoras, consejos, etc., para obtener el mejor resultado continuo.

 

¿Cuáles son tus objetivos para los próximos meses y años?

Nuestro negocio ha crecido rápidamente, por lo que estamos creciendo en número de empleados, así como en la escala de algunos de los proyectos en los que ahora nos estamos involucrando. Eso presenta algunos desafíos, pero hemos tenido la suerte de haber creado un equipo capacitado y comprometido.

Queremos seguir desarrollando nuestra relación con Trackman, apoyándoles en la instalación de la solución Trackman Range en toda España. En particular, creo que el mercado de Zen Stage es una gran oportunidad para que la industria del golf lo considere en el entorno de enseñanza, por lo que es una prioridad en nuestra agenda.

En términos de proyectos de clientes, tenemos el proyecto iGolf para instalar en julio y una serie de otros proyectos de simuladores múltiples que están en preparación para el resto de este año. Tenemos un número constante de proyectos de clientes privados, algunos que incluyen putting green y otros con cine completo incluido, por lo que no nos olvidamos de nadie.

Tenemos un famoso campo de golf en el punto de mira y también tenemos un proyecto que esperamos entregar pronto para un conocido hotel de golf. No podemos revelar más que eso en este momento. Siento que el mercado de hoteles/hoteles de golf es, en realidad, el único segmento en el que aún no nos hemos instalado. La adición de un simulador o simuladores de golf es una gran oportunidad para que los hoteles retengan clientes y obtengan ingresos, además de destacarse de la competencia, creo. ¡Quién sabe, puede que ocurra muy pronto!

Aparte de eso, queremos seguir creciendo y mejorando. Queremos ofrecer más elementos para mejorar las opciones que tienen nuestros clientes para mejorar aún más la experiencia del simulador de golf y comenzar a incluir actividades adicionales para toda la familia en los espacios que creamos. ¡Ideas no faltan en Black Box Golf!